Ir al contenido principal

Este año ha sido más difícil de lo que los editores y anunciantes podían prever. En esta nueva era en la que nos encontramos, la transformación digital se ha acelerado a un ritmo vertiginoso y a una escala enorme, introduciendo el mundo virtual en la vida cotidiana, tanto en los hogares como en los lugares de trabajo.

Los medios de comunicación han actuado con rapidez para responder a la pandemia de Covid-19 y satisfacer las necesidades de la audiencia en estos momentos de incertidumbre. La tecnología ha desempeñado un papel fundamental en la capacidad de los editores para adaptarse al cambiante panorama. Muchas de las novedades del sector que se han producido o acelerado en los últimos meses probablemente hayan llegado para quedarse. En este artículo analizaremos seis cambios en el sector editorial que agradecemos.

Diversificación de los ingresos

Durante décadas, la publicidad ha sido el principal motor de ingresos de los medios de comunicación. Sin embargo, cada vez son más los editores que optan por modelos de suscripción para diversificar sus ingresos. La competencia de las grandes empresas tecnológicas, unida al efecto de la pandemia de Covid-19 en las ventas de publicidad, ha puesto de relieve esta tendencia.

Los modelos combinados de publicidad y suscripción están demostrando ser beneficiosos para todos (editores, anunciantes y público). Este último grupo desea contenidos personalizados y de calidad, que puede obtener suscribiéndose a una publicación o serie de contenidos específica. Los editores y anunciantes quieren audiencias fieles y datos de primera mano, que los modelos de suscripción también proporcionan.

Nuestro reciente informe de Adweek, Combined Revenue Models Gaining Traction in Media Industry, reveló que el 38% de los editores están "muy o extremadamente centrados" en aumentar los ingresos por suscripción de sus organizaciones.

Entornos de trabajo flexibles

Muchas empresas, incluidas las del sector de los medios de comunicación, han optado por acuerdos de trabajo desde casa a largo plazo este año, e incluso hasta 2021. 

Según Global Workplace Analytics, se espera que a finales de 2021 hasta el 30% de la población activa estadounidense trabaje desde casa varios días a la semana. En el Reino Unido, el trabajo a distancia alcanzó el 38% de la población activa en junio, según The Guardian. Y en Canadá, aproximadamente el 40% de los trabajadores tienen actualmente empleos que pueden realizarse desde casa, según Statistics Canada.

La naturaleza del trabajo de oficina, incluidas las reuniones en persona y las charlas en las pausas del café, se ha transformado como consecuencia de la pandemia, incluso para las organizaciones que ya permitían el trabajo a distancia ocasional. Aunque esta modalidad no es ideal para todos, la flexibilidad para los empleados y el acceso a mayores reservas de talento para las empresas son cambios bienvenidos.

Colaboración interdepartamental

A menos que te dediques a la agricultura, los silos no son buenos para los negocios. Los editores se han visto obligados a ser extremadamente ágiles este año, lo que ha llevado a tomar conciencia de la necesidad de aumentar la colaboración interdepartamental y romper las barreras entre equipos para sacar adelante su mejor trabajo.

Cuanto más a menudo puedan colaborar los departamentos entre sí, mayores oportunidades de creatividad e innovación existirán en las empresas de medios de comunicación. Por ejemplo, el trabajo conjunto de los equipos de marketing y ventas puede ayudar a comprender mejor los problemas que provocan el abandono de las suscripciones y los cambios que pueden ser necesarios en los contenidos para retener mejor a los abonados. Esa valiosa información sobre los abonados puede transmitirse a los anunciantes.

Consolidación de datos

La disparidad de datos es uno de los efectos más negativos de los silos departamentales en las organizaciones de medios de comunicación. La legislación sobre privacidad de datos es cada vez más estricta y la batalla por el dinero de los anunciantes es cada vez más competitiva. Estos dos factores combinados hacen que sea crucial para los editores poseer datos limpios y obtenidos legalmente que puedan utilizar para dirigirse a las audiencias y aumentar sus ingresos publicitarios.

Los editores pueden superar estos retos aumentando la colaboración interdepartamental, auditando periódicamente sus bases de datos existentes e invirtiendo en la tecnología necesaria (de la que hablaremos más adelante en este artículo) para ayudarles a mantenerse por delante de sus homólogos desde el punto de vista de los datos.

Competencia con jardines amurallados

Google y Facebook han causado numerosos quebraderos de cabeza a innumerables editores en la última década, con sus bajos costes publicitarios, su alcance masivo y los efectos resultantes en los resultados de las empresas de medios de comunicación. Pero los editores no se dan por vencidos.

Aunque la industria de los medios de comunicación y el público en general no siempre han tenido una relación perfecta, más del 60% de los estadounidenses y canadienses confían en los medios tradicionales, mientras que menos del 30% confía en los medios sociales, según The Edelman Trust Barometer 2020.

Los editores son muy conscientes de esta y otras ventajas frente a los jardines amurallados, como la capacidad de las organizaciones de medios de comunicación para ofrecer a los anunciantes un entorno personalizable y seguro para sus marcas, así como el control sobre sus mensajes de marketing.

Inversiones en tecnología

Hemos hablado de algunas estrategias sólidas que los editores han adoptado recientemente. Sin embargo, necesitan la tecnología adecuada para poner en marcha sus planes. Muchos editores ya utilizan soluciones tecnológicas, como plataformas de gestión de datos con funciones de intercambio de datos, para que sus negocios funcionen mejor y generen más ingresos.

Por ejemplo, una solución de venta de medios como el sistema Amplio de Lineup permite a los editores combinar sus datos de publicidad y suscripciones en una sola plataforma para tomar mejores decisiones de conversión. 

Afton Brazzoni

Afton ayuda a las empresas B2B a servir a sus audiencias con una claridad cautivadora, refrescante y eficaz a través de la narración. Aporta 12 años de experiencia en marketing y comunicaciones, con una formación en periodismo, a su misión de ofrecer a los clientes un contenido excelente que impulse sus negocios. Afton tiene una amplia experiencia en el desarrollo de estrategias y contenidos para organizaciones orientadas al crecimiento, como empresas tecnológicas, instituciones de educación superior y la industria del turismo, así como para empresarios.